noticias Rumores Lo que viene Lo que paso

Adsense superior

martes, 5 de octubre de 2010

VOLVIERON LOS RECITALES A RIVER

Tras clausuras, prohibiciones, tests de pogo y mucho circo, reabrió finalmente el máximo coliseo porteño de megarecitales. Los encargados de la gala de reapertura: Bon Jovi.

El show fue prolijo, aunque seguramente no de los mejores que se le vio a la banda por estas tierras. Probablemente el principal problema para este tipo de bandas es la limitación sonora que se les impuso tras la clausura del estadio por la protesta de un puñado de vecinos.



River es un estadio ideal para megarecitales si se lo analiza por el lado de la comodidad, de sus accesos y de la cantidad de entradas que pueden venderse. Por eso es siempre el principal referente de los organizadores de este tipo de eventos. Ahora, es sabido que la acústica no es de lo mejor y si a eso se suma una baja en los decibeles, el sonido empieza a correr riesgo. Precisamente la del domingo no fue una noche con el clásico viento que sopla del río, lo que hubiera empeorado aún más el sonido.

Otro dato curioso de este nuevo River fue el corralito antipogo armado por los organizadores para cumplir con las normas impuestas por el Gobierno porteño. Para graficarlo mejor, los concurrentes al campo ocupaban sólo la mitad del terreno y en la mitad trasera había unas 10 filas de sillas. Con esto se buscó limitar el pogo (que no se dio en este recital) reduciendo la cantidad de espectadores en el campo. El saldo lógico: la gente se apretujaba contra el escenario lo que generó que el show debiera interrumpirse un par de veces.

Mientras, por las calles del Barrio River, una cuadrilla de técnicos del Ministerio de Ambiente y Espacio medían vibraciones en edificios. Los resultados se conocerán en el día de hoy o mañana y determinarán si los límites estuvieron bien o si hay que seguir ajustándolos para que el Monumental siga abierto a los conciertos.

Fuente: ambito.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario