noticias Rumores Lo que viene Lo que paso

Adsense superior

jueves, 7 de octubre de 2010

CRÓNICAS DE CONCIERTOS: BON JOVI EN RIVER

Por Florencia Mendoza

Debo confesar que el domingo 3 de octubre me he sentido en los años 80, Bon Jovi no perdió su encanto y nos ha regalado una noche en la cual 45.000 personas no la olvidaran de sus memorias.
Clásicos? Todos!!!! Desde los mas rockeros hasta las baladas que nos hace llorar.
Eran las 21 horas y el estadio se oscureció de repente, comienza a observarse en la pantalla gigante del escenario la Intro del tour The Circle. Arrancando con Blood on Blood, River estallo de gritos y saltos e, inmediatamente, "We Werent' Born to Follow", de su reciente disco. Aunque la verdadera acción comenzó con "You Give Love a Bad Name", clásicos de clásicos de la banda.



El primer momento intenso llegó de la mano de "In These Arms”, cantada por todos.
Luego, comenzó el turno de repasar las paginas mas entrañables de su historia, comenzando con "Bad Medicine" (dios! Como amo ese tema). Las chicas enloquecieron con las sonrisas que Jon les regalaba y los chicos bastantes conformes ya que en la pantalla se proyectaba mujeres sensuales bailando la ritmo de este Hit. Luego, entre medio, sonaron los acordes de "Pretty Woman" (excelente versión). Les siguieron los temas "Shout!"- "Lay Your Hands On Me" (a cargo del guitarrista Richie Sambora) y la balada "I'll Be There For You". Todo el estadio de pie y al ritmo de esta hermosa canción. Luego, Jon Bon Jovi se colgó la guitarra eléctrica para detonar con "Runaway", el hit de 1984. Fue uno de los temas mas coreados de la noche.

De movida, la banda se mostró muy activa y feliz, especialmente por volver a nuestro país después de tanto tiempo. A su vez, a pesar de las restricciones sonoras establecidas, el sonido logrado fue poderoso, lo que colaboró para que el buen ánimo no se detuviera.
Unas pantallas de alta definición fueron todo el esmero escénico. La puesta fue concreta y contundente en todos los sentidos.

Era tanto el fervor del publico, sobretodo las chicas, por el estar lo mas cerca de la banda que, el campo VIP dejo de serlo. Cuando se mostraba el rostro de su cantante en primer plano, con una sonrisa brillante, los aullidos femeninos tomaban el protagonismo.
La gente que estaba ubicada en el campo vip no podía contener su emoción, tal es así que a su líder le causó malestar tanta locura, sobre todo cuando le arrojaron algunos souvenires al escenario. Una vez pasada esa histeria, Jon comenzó interactuar con sus chicas cercanas.



La banda pareció conmovida por el cariño demostrado de 45 mil personas, y la mejor evidencia estuvo en la extensión de su repertorio: nunca habían tocado tantas canciones en su gira actual como las 27 que nos han regalado este 3 de octubre pasado.
Después de "Wanted Dead or Alive" acompañado de un sol naciente salido de las películas del Lejano Oeste, resonó "Livin' On a Prayer", himno de la banda e infaltable en su set list. Amagaron con despedirse una y otra vez pero en un momento señaló un cartel con las palabras “These days”, que sirvió de previa a la balada.
El final estaba cerca y con “Have a Nice Day” y “Someday I'll be saturday night”, el cierre parecía definitivo.

Antes de "Bed of Roses", Bon Jovi suplicó: "¡Vuelvan a sus casas!" en tono burlón.
Sin embargo, sus fans sabían que durante toda la gira la última era “Bed of roses”, por eso el pedido. El grupo les regaló esa perla final, que dejó exhaustos pero felices a todos nosotros.
Bon Jovi cumplió el pedido y nos llevó de viaje al pasado, y al menos durante tres horas se vivieron momentos inolvidables. Sin dudas, un concierto que quedará en el recuerdo de todos los que asistimos al concierto.

Por Florencia Mendoza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario